Our Founder

Carlos E. Oramas

Carlos E. Oramas

 

Carlos nació el 26 de Octubre del 1942 en La Habana, Cuba.  Fue hijo único de Gregorio y Leocadia (Kay) Oramas.  Desde muy joven, tal vez sin saberlo, fue guiado por El Espiritu Santo y a los 13 años, con el deseo de unirse a los Escuderos de Colón, la rama juvenil de los Caballeros de Colón, le pidió a un sacerdote parroquial hacer la Primera Comunión.

Fue en esa orden que comenzó su formación católica y donde se destacó como líder, don recibido de Dios, que lo llevaría a cumplir la misión encomendada por El.

Al mismo tiempo, estudió en el colegio de St. George’s en La Habana, y después de graduarse, comenzó sus estudios universitarios en la Universidad de Villanueva, también en La Habana.

Debido a la persecución de los cristianos por el régimen comunista de Cuba, y siendo un líder católico universitario, su familia se vio obligada a emigrar, como tantos de su generación.   Dejó su país el día que cumplía los 18 años , en el 1960. 

Al llegar a Miami, no perdió tiempo en buscar la forma de reunir a los Escuderos que iban llegando.  Muchos de ellos a través del programa de Pedro Pan, organizado por la Iglesia Católica de Los Estados Unidos,  que recibía y ubicaba a niños y jóvenes que llegaban sin poder ser acompañados por sus padres.

Inició cuatro círculos de Escuderos y tres de Madrinas, donde todos los jóvenes católicos cubanos podían compartir y servir como hermanos, siempre con la mirada puesta en luchar por Cuba y los valores cristianos.   Por la Gracia de Dios y siendo ya Caballero de Colón, logró que La Orden les aceptara ser “Cuban Circles”.   Uno de sus escritos del 1963,  y hallado después de su fallecimiento, concluye diciendo:

          

              “ En resumen lo que estamos llevando hacia adelante  no es fantasía sino una             

                gran realidad.  Queremos ver nuestra patria libre, queremos hacer de 

                America un continente libre, queremos conquistar hoy a nuestros jóvenes

                 para luchar, para tener familias cristianas en un futuro, y en fin luchamos

                 por la fe, por la justicia, por la verdad, y por el amor entre todos nuestros

                  hermanos.      CRISTO Y CUBA, ESTAMOS LISTOS “

 

Carlos llevó una carrera en la industria de la importación de carne, primero como contador y luego llegando a tener su propia empresa.   Conoció a Vicky en el 1968 y se casaron un año mas tarde.  Después vinieron sus hijos, Carlos Alberto y Vivian Denise.

Hizo el Cursillo de Cristiandad # 18, y siempre se llenaba de orgullo al decirlo.    Creía en el valor de “Cursillos”, a tal punto que cuando el hoy esposo de su hija le pidió la mano en matrimonio se la concedió, con la condición de que pasara “Cursillos”.

En el 1993 comenzó a asistir con su familia a la parroquia Mother of Christ en Miami.   Su párroco, el padre Raúl Angulo, quien recientemente había asistido a 

la  Conferencia Internacional de Mayordomía (ICSC), le entregó algunos materiales que había traído de dicha conferencia,  y le pidió que comenzara un comité de Mayordomía Cristiana.  “ Mientras mas leía mas cuenta me daba de que esto era lo que necesitaba la Iglesia de hoy, el mundo de hoy”,  “ que no podía ser un comité, que tenía que ser un ministerio! “ .  Así comenzó PAC, y veintitrés años mas tarde se ha expandido a tres diócesis. 

PAC fue la pasión de Carlos por sus últimos veintitrés años, y a pesar de su lucha con la diabetes que padeció desde los ocho años, nunca perdió la oportunidad de dar a conocer este estilo de vida de la Mayordomía Cristiana.  “Donde reconocemos que todo lo que somos, todo lo que tenemos, y todo lo que hacemos bien, es un don de Dios.  Quien nos ha regalado la vida, que es el tiempo, los talentos - nuestras habilidades - y el tesoro, nuestros bienes materiales.  No para quedarnos con ellos, sino para compartirlos con nuestros hermanos, en agradecimiento por todo lo que El Señor nos ha regalado”  “ Todos tenemos una misión que cumplir y yo sé que El Señor me preparó toda la vida para esto”

 

                         Por Amor a Cristo……..Let’s Go PAC!